Celebrado el Día del Monaguillo

Casi 300 monaguillos participaron acompañados de sus párrocos o catequistas en esta jornada, en el Seminario Menor San Pelagio.

Bajo el lema Para mí la vida es Cristo celebramos la jornada festiva del Día del Monagui-llo’09 el pasado sábado 18 de abril. Mereció la pena todo el esfuerzo realizado por los seminaristas para poner a punto todos los detalles que hicieran de esta celebración, tan espe-cial para el Seminario y para toda la Diócesis una jornada inolvidable. Cansados por el intenso trabajo del día anterior que, en equipo y a contrarreloj realizamos para que todo –adornos, escenario, juegos, teatro, premios, etc.– estuviese a punto y, a la vez, inmensamente satisfechos por ver el rostro radiante de alegría de esos centenares de “pequeños grandes cola-boradores” de las parroquias que quisieron venir al Seminario a pasar un día, sin duda, “a lo grande”.

Casi 300 monaguillos, procedentes de la capital y, sobre todo, de los pueblos, vinieron acompañados de sus párrocos o catequistas. ¡También para ellos fue un día de mucho gozo por ver disfrutar a sus más pequeños colaboradores de la parroquia! Sobre las diez de la mañana comenzaron a llegar los monaguillos y, tras una calurosa acogida, nos disponíamos a iniciar la jornada en el nombre del Señor. Nuestro Vicario General, Joaquín Alberto, nos quiso acompañar por la mañana dirigiendo la oración de la mañana y, tras la representación teatral, que evocó el pasaje de la Vida de San Pablo, dirigió unas palabras a todos los monaguillos: nos contó su propia experiencia y su inquietud profunda de seguir al Señor como sacerdote. Invitó a todos los chicos a abrir sus corazones a la llamada del Señor y a no tener miedo a responder-le que sí, pues Cristo no nos quita nada sino que nos lo da todo.

Terminada la oración, todos los chicos, por grupos, acompañados por varios seminaristas, tuvieron un momento de diálogo en el que pudieron compartir sus inquietudes y lo que hacían en sus parroquias como monaguillos. Los seminaristas les dieron testimonio de su propia vocación y les hablaron del Seminario Menor y de las actividades vocacionales que a lo largo del curso llevamos a cabo.

Y después de la reflexión por grupos viene el momento más esperado por todos: ¡los juegos! Por todo el patio se podían ver corretear, nerviosos y entusiasmados, a los monaguillos. Unos tirando penaltis o encestando balones, otros jugando a los bolos o la diana, otros de pesca o corriendo con sacos y, los más arriesgados, reventando huevos o metiendo la cabeza en agua para comerse la manzana. 

A continuación, tuvo lugar el almuerzo. Todos los sacerdotes, catequistas y padres compartimos también un momento de convivencia en la comida que tuvimos en el Seminario Menor. Después, la entrega de premios a los ganadores de los juegos y un pequeño diploma a cada parroquia a la que se sumó el otro Vicario General, Fernando Cruz Conde, que estuvo saludando y animando a monaguillos y seminaristas. Con un rato de fiesta y cantos pusimos punto y final a esta jornada. 

Todos nos hemos sentido en este día un poco más niños y hemos recordado con gratitud esa llamada que el Señor también nos hizo a muchos de nosotros cuando éramos, como ellos, monaguillos. Nos hemos llenado de esperanza al mirar a estos chicos y ver que Dios sigue poniendo en el corazón de algunos esa inquietud por ser sacerdotes. Muchos de los que han asistido a esta jornada participarán en el torneo de fútbol vocacional “San Pelagio” del 19 al 21 de junio, o a las Colonias Vocacionales (del 29 de Junio al 6 de Julio), otros en los encuentros mensuales de Preseminario y, todos, se llevarán un grato y alegre recuerdo del Seminario.

Desde estas páginas de nuestra revista diocesana queremos dar las gracias a todos los sacerdotes y catequistas que han hecho posible con su asistencia la celebración de esta jornada del Día del Monaguillo. En la tarea, urgente y prioritaria hoy más que nunca, de la pastoral vocacional hemos de sentirnos todos implicados. Vale la pena invertir tiempo y esfuerzo por cuidar esos grupos de niños y jóvenes de los que pueden surgir vocaciones a la vida sacerdotal. ¡En la pastoral vocacional nos jugamos el futuro! A todos os pedimos que animéis a vuestros monaguillos o chicos de la catequesis a participar en la próxima actividad: las Colonias Vocacionales. Gracias de nuevo a todos por vuestro interés y dedicación en el cuidado de las vocaciones al sacerdocio.

Acerca de immigratoamico

Siamo un gruppo di volontari dell'Associazione Nazionale dei Papaboys, i giovani del Papa che hanno attivato questo progetto per gli amici immigrati che hanno bisogno di aiuto o di un consiglio!
Esta entrada fue publicada en GENERAL y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s