El Catecismo se renueva por fuera y por dentro

Una de las prioridades pastorales del presente curso tiene que ver con la catequesis: “conocer el nuevo catecismo Jesús es el Señor”. Así lo expuso el Vicario General, D. Alfonso Fernández-Casamayor, a los sacerdotes en el encuentro que celebraron el pasado 1 de octubre. Se trata de hacer este año una “revisión y renovación de la catequesis infantil, así como el replanteamiento de todo el proceso catequético en el marco de la iniciación cristiana, que debe renovar en profundidad nuestra vida de fe y nuestro quehacer cristiano. La catequesis es responsabilidad de toda la comunidad: presbíteros, diáconos, religiosos y laicos, en comunión con el Obispo”. En palabras del vicedelegado de Catequesis, este curso, todos estamos invitados a “conocer el catecismo por dentro, es decir, su contenido, su estilo de narración, sus diversos lenguajes (litúrgico, icónico, doctrinal) y su diseño”. En el siguiente reportaje, nos adentramos en las entrañas de este Catecismo que presenta de forma nueva la misma fe de ayer y de siempre.

¿Por qué un catecismo nuevo?

No es un catecismo radicalmente nuevo, sino un catecismo renovado a partir del anterior texto, publicado en 1982, también por la Conferencia Episcopal Española y también llamado “Jesús es el Señor”. Las razones de su publicación son: La promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica en 1992 supuso un impulso para elaborar nuevos catecismos y revisar los existentes. Las nuevas exigencias en el campo de la evangelización y de la catequesis, dados los cambios sociales, culturales y religiosos. Así, la fe de la Iglesia, que es la misma ayer, hoy y siempre, es presentada a los niños en clave de una auténtica iniciación cristiana, sin perder de vista las necesidades actuales.

¿Qué catequesis?

Se tiende a hacer una catequesis “desescolarizada”, donde pintar y colorear pasen a un segundo plano. Se utilizará directamente el catecismo y se trabajará desde las tareas de la catequesis de iniciación cristiana: conocer, celebrar, vivir en comunidad y participar en la misión. El catequista es testigo del contenido de la fe que transmite. El templo está más presente durante la catequesis, con lo que se ayuda a adentrarse en la celebración de la fe, en la liturgia. Se iniciará a los niños en la oración personal y comunitaria, y en la vida de la parroquia.

¿Sólo para la infancia?

Es un catecismo para la iniciación cristiana de 6 a 10 años. Pero, como todo catecismo que contiene lo que la Iglesia cree, vive y celebra, sirve también para los padres, como primeros educadores de la fe de sus hijos. Por lo tanto, no es catecismo dirigido para los adultos, sino para que los adultos (padres) ayuden a sus hijos en el proceso de fe.

¿Cómo lo vamos a conocer?

Desde la Delegación de Catequesis se ha previsto realizar reuniones con los sacerdotes, catequistas y padres que están viviendo el proceso de iniciación cristiana de los niños. También se estudiará en las escuelas de agentes de pastoral, por los que elijan la especialidad de catequesis. Se utilizarán los medios de comunicación diocesanos para ayudar al conocimiento de dicho catecismo. Este reportaje es un primer paso. Será el tema central del Encuentro Diocesano de Catequesis.

¿Qué tiene de novedoso?

Que está en clave de iniciación cristiana, el proceso por el que una persona se hace cristiana, significado en los tres sacramentos de iniciación: Bautismo, Comunión y Confirmación. Que está estructurado en torno al Credo, que se articula según las cuatro dimensiones de la vida cristiana: creer, celebrar, vivir y orar, teniendo como centro a Jesucristo, el Señor. Que usa los diferentes lenguajes adaptados a los niños para transmitir la fe: bíblico, doctrinal, icónico, litúrgico, narrativo. Que tiene dos anexos finales: uno con las fórmulas sobre la fe, retomando el estilo de preguntas y respuestas; otro, con un elenco de las principales oraciones y fiestas cristianas. Que el diseño está pensado para los niños: cada tema con un mismo color, con ilustraciones actuales y cuadros históricos; y con una encuadernación fuerte, para que resista los años de catequesis y los vaivenes de las mochilas de los niños. Las ilustraciones de la portada y contraportada muestran uno de los fines de la catequesis: los niños que miran y son mirados por Jesús, a quien descubrirán como Señor, presente en la Eucaristía.

Acerca de immigratoamico

Siamo un gruppo di volontari dell'Associazione Nazionale dei Papaboys, i giovani del Papa che hanno attivato questo progetto per gli amici immigrati che hanno bisogno di aiuto o di un consiglio!
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s